Actividades, Classroom Management, Estrategias, Profe en Texas, Uncategorized

Bilingüismo y growth mindset

Hola claustro! Cómo vamos?

Hoy os escribo un post muy especial porque nace de la colaboración que hicimos con Cristina de El Manual de Ele para su podcast Charla de Profesores, en la que hablamos de todo un poco, empezando por el bilingüismo en la escuela y llegando hasta el trabajo del Growth Mindset y la formulación de objetivos en nuestros alumnos. El objetivo de esta entrada del blog es ampliar lo que hablamos con Cristina en el episodio (que puedes escuchar aquí) y explicaros con detalle actuaciones que llevo a cabo en mi aula en este sentido. Este post obviamente lo empecé a escribir hace tiempo, allá por enero de 2019, pero la vida nos fue poniendo palos en las ruedas, y hasta ahora (mayo de 2020) no lo he retomado, pero con las mismas ganas e ilusión! Vamos allá.

It's

Qué es el growth mindset?

El concepto de Growth Mindset vs Fixed Mindset fue acuñado por la Doctora Carol Dweck en los 80 y básicamente se refiere a que las teorías que tenemos sobre nuestra propia inteligencia afectan a nuestra motivación y esfuerzo. Así, si consideramos que podemos aprender, que hay margen de mejora y que no se es listo o tonto, tenemos un growth mindset que nos hará querernos esforzar más. Por lo contrario, si consideramos que hemos nacido así, que hay cosas que simplemente no sabemos hacer, tendremos un fixed mindset y tenderemos a rendirnos, a no intentarlo, o a desesperar ante la dificultad. Podéis leer más sobre toda esta teoría en la web Mindset Works, del equipo de la propia Dra Dweck.

impact-content

Cómo lo descubrí?

Yo llegué al concepto de growth mindset, como siempre, estando en Texas. Al llegar, ya que se me consideraba novata (aunque era en realidad mi 4o curso), tenía asignada una mentora que me hacía de guía para navegar mi primer año en un nuevo país, nuevo sistema, nueva escuela… todo nuevo! Hacíamos reuniones semanales donde tratábamos cosas que me preocupaban o que pensaba que quería mejorar, y una de las que surgió fue el ver como mis alumnos se rendían fácilmente, como caían en el “es que yo no sé”, o en el “no puedo maestra”. Esto me minaba por dentro cada día así que con mi mentora, que era mi assistant principal, nos pusimos a trabajar. Me facilitó un artículo de Carol Dweck que estoy teniendo problemas para volver a encontrar (pero he encontrado una versión más extendida aquí), sobre la investigación que se había hecho en torno a cómo el lenguaje que usamos cuando nos dirigimos a los niños afecta a su auto percepción y su predisposición a intentar retos o cosas que a priori parecían complicadas. En resumen, en el estudio sobre el que trataba el artículo, los investigadores proponían una tarea muy sencilla y fácilmente alcanzable a dos grupos de alumnos. Al completarla correctamente, se les daba feedback, pero de distinta manera: a un grupo se le decía que lo habían hecho muy bien y que eran muy inteligentes, y al otro se le premiaba el esfuerzo y el trabajo que habían realizado para solventar la tarea correctamente. Luego, a ambos grupos se lea proponía otra tarea mucho más complicada de resolver. Resumiendo mucho muchísimo, las investigaciones llegaban a las siguientes conclusiones:

  • Cuando a los niños se les premiaba el resultado, o se les decía lo listos que eran, la mayoría rechazaban ni siquiera intentar la segunda tarea.
  • Cuando a los niños se les premiaba el esfuerzo, un mayor número de ellos trataba de solventarla y, si no lo conseguían, se auto felicitaban por al menos haberse esforzado.

Primeras actuaciones en mi aula

La lectura de este artículo me caló muy, muy hondo y me hizo poner a darle vueltas a la cabeza al momento. Qué fue lo primero que hice? Como buena maestra, buscar en Pinterest 🙂 y luego hacer una lluvia de ideas con mi mentora. Hablando con ella, como conté en el podcast, acordamos varias actuaciones.

  • Cambiar el lenguaje que usaba para dirigirme a los niños. Eliminar frases como los vacíos “muy bien”, o “felicidades”, y sustituirlas por oraciones del estilo “he observado que te has esforzado mucho” o “veo que has estado intentándolo y no te has rendido pese a que era difícil”. Tengo que decir que hacer este cambio de lenguaje es complicado porque necesitas haber cambiado tu mentalidad primero, es decir, necesitas haber pasado de tener fixed mindset a growth mindset. Si queréis ejemplos sobre cómo dar feedback usando growth mindset language, os recomiendo descargaros dos documentos de la web de Mindset Works. Los podéis encontrar aquí y aquí.
  • Creación de una mini lesson introductoria sobre growth mindset y brain plasticity. Para ello, presenté imágenes de deportistas profesionales a mis alumnos y tuvimos una discusión sobre ellas, guiando la conversa hacia cómo el cerebro es similar a un músculo que se puede trabajar y desarrollar (recordemos, 2o de primaria):
    • Quienes son estas personas?
    • Pensáis que cuando eran pequeños ya sabían hacer todo esto?
    • Qué han tenido que hacer para conseguirlo?
    • Si vosotros quisierais, lo podríais lograr también?
  • Introducción de nuestra brain box. Esto era simplemente una caja de zapatos decorada con un gran cerebro. Cuando los alumnos se estaban esforzando, yo les decía “go feed your brain!” y cogían un ticket (ticket tipo esto), escribían su nombre detrás y lo metían en la caja. Al final de la semana sacábamos unos cuantos para tener una pequeña recompensa. Esto fue evolucionando de tal manera que al final los alumnos se premiaban los unos a los otros cuando veían que estaban trabajando duro. Ellos mismos decían “Wow Carlos veo que te has esforzado mucho, go feed your brain!”.

El resultado de todo esto? Un cambio espectacular en la actitud de los niños y en su participación, motivación y ganas de aprender. Era mágico ver como eran más amables, más pacientes y más respetuosos consigo mismos, lo que les hacía estar más tranquilos y en calma para aprender.

Evolución de estas propuestas

En los dos cursos siguientes hubieron varios cambios, entre ellos, el hecho de empezar a hacer team teaching con mi compañera. A grosso modo, esto quiere decir que teníamos dos tutorías entre las dos, medio día cada una, o sea, que teníamos el doble de alumnos, y además muchos no entendían español. Mi partner teacher creyó desde el minuto 0 en lo que yo le contaba sobre las bondades del growth mindset y nos pusimos a crear una unidad introductoria.

Esta unidad estaba basada en la actividad inicial que había hecho el curso anterior con las imágenes de los atletas, y además después de hacer las reflexiones pertinentes teníamos una conversación sobre nuestro lenguaje y cómo lo podíamos cambiar, buscando ejemplos de growth mindset language entre todos para dejarlo en clase de referencia. Poníamos ejemplos de lenguaje que reflejaba fixed mindset (por ejemplo, “muy bien”, “no puedo hacerlo”, “esto es demasiado difícil”, “es que esto no se me da bien”, etc.) y los animábamos a buscar maneras de cambiar este lenguaje reflejando growth mindset (“te has esforzado”, “es difícil pero trabajando lo conseguiré”, “necesito más práctica”, etc.). Estas frases las dejamos colgadas en el aula para que las tuvieran de referencia.

Además, dejamos de usar la Brain Box ya que era muy difícil controlarla con dos tutorías a la vez, y justo en ese momento descubrimos Class Dojo, que nos permitía a ambas controlar los puntos que dábamos a cada grupo por separado. Incluimos puntos que reflejaban growth mindset, tipo “esforzarse”, “intentar usar la 2a lengua”, “ayudar a los compañeros”, etc.

Cómo lo he implementado una vez de vuelta a España?

Al regresar, pasé de trabajar con alumnos de 2o grado a alumnos de 5o y 6o curso, y de ser tutora a ser especialista de inglés. Estos cambios hicieron que tuviera que realizar modificaciones sustanciales en las unidades introductorias del growth mindset, y adaptar un poco el lenguaje para hacerlo más accesible a los alumnos, ya que tenía que introducir conceptos bastante abstractos en una lengua extranjera.

Lo que hago ahora es dedicar una UD de 4 sesiones a inicios de curso a introducir el concepto de growth mindsetgoal setting con mis alumnos. Estos son los elementos clave de esta mini unidad:

  • Lección introductoria sobre brain plasticity basándome en imágenes de deportistas (la que inicié en Texas, explicada arriba), acompañándola de una reflexión posterior: what about your brain? Comparamos el cerebro con un músculo que se puede trabajar y hacemos una lista de cosas que podemos hacer para “hacernos más inteligentes”.
  • Discusión de grupo: Is English important? Why? Why not?, aprovechando para modelar cómo respetamos los turnos de palabra en pareja. Una vez discutido en pareja, pasamos a hablar en gran grupo y generamos una lista de ideas. Esto fue lo que surgió el pasado septiembre:
Screen Shot 2020-05-12 at 19.28.20
  • Tras los dos puntos anteriores, pasamos a discutir sobre la siguiente pregunta: What can you do to learn more English as you work out your brains? Otra vez discutimos en parejas y compartimos conclusiones en gran grupo. En uno de mis grupos surgieron estas ideas:
Screen Shot 2020-05-12 at 19.33.22
  • La penúltima actividad se centra en cambiar nuestro lenguaje, pasando de reflejar fixed mindsetgrowth mindset. Yo les ponía los ejemplos y ellos buscaban alternativas. Luego escribimos en un papel frases de fixed mindset y otras de growth mindset y las colgamos en un rincón bien visible de la clase.
Screen Shot 2020-05-12 at 19.33.33
  • Por último, la actividad final de esta unidad consistía en ponernos objetivos respecto al aprendizaje de la lengua inglesa, y para ello introdujimos el concepto de los SMART goals. Una vez lo comprendimos, redactamos nuestro SMART goal y una lista de acciones que íbamos a llevar a cabo para conseguirlo.
Screen Shot 2020-05-12 at 19.40.59

Elevar el estatus de la lengua extranjera en el aula

Como podéis ver, éste punto y el anterior están estrechamente relacionados. Mi unidad introductoria sobre growth mindset al final se enfoca en motivar a los alumnos para usar la lengua, promoviendo su esfuerzo y haciendo que tomen las riendas y la responsabilidad de su aprendizaje. A su vez, promover la cultura del growth mindset hace que los alumnos se sientan en un ambiente seguro, donde el error está aceptado como fuente de aprendizaje y donde pierden (o reducen) el miedo a equivocarse, a pronunciar algo mal, a decir una palabra “a la española”, porque se les premiará el esfuerzo por intentarlo y no se les castigará por haberse equivocado.

A parte de las acciones mencionadas anteriormente:

  • Reflexionar sobre la importancia de aprender inglés
  • Ganar conciencia de lo que ellos pueden hacer para saber más
  • Ponerse objetivos sobre el aprendizaje de la lengua y
  • Crear un ambiente seguro basado en la cultura del growth mindset

Hay muchas otras acciones que podemos promover para “elevar el estatus” de la lengua extranjera en nuestra aula. Hace un tiempo escribí un post con 5 estrategias para promover el uso del inglés en el aula, pero hay otros elementos que quería destacar en este apartado de este post:

  • Scaffold el uso de la lengua extranjera. Hay muchas maneras de hacerlo, pero en mi aula yo destacaría:
    • Área English in Use, donde los alumnos anotan lenguaje que pueden usar en el aula, tipo “may I have a…?”, “how do you say…?”. Creo que lo más potente de este rincón es que está gestionado por ellos y surge de sus dudas y sus intervenciones, por lo que resulta mucho más memorable.
    • Modelar cómo comunicarnos unos con otros. A la hora de hacer una actividad en parejas, siempre modelamos el lenguaje que debemos usar con nuestros compañeros y lo practicamos antes de lanzarnos a hablar.
    • Proveer a los alumnos de sentence stems y substitution tables. Éstos no son más que frases de ejemplo que los alumnos van a necesitar para llevar a cabo una actividad usando la lengua meta. En mis inicios en Instagram os dejé una foto con un ejemplo de substitution table que los alumnos debían usar para formular hipótesis sobre el magnetismo de distintas monedas. Podéis verlo aquí.
    • Y para premiar e incentivar todo esto… justo antes del confinamiento empezamos a usar el English speaking record time (creado por David Talavera), que a grosso modo consiste en contar la cantidad de tiempo que los alumnos son capaces de estar hablando 100% in English en una clase. Os recomiendo que visualicéis su vídeo explicativo! Lo podéis ver aquí.
  • Usar la lengua meta el 100% del tiempo (como docentes). El input tenemos clarísimo que es clave en la adquisición de una lengua, por eso es vital que como maestros hagamos todos los esfuerzos posibles para comunicarnos con ellos todo el tiempo usando la lengua extranjera. Con las rutinas, en la clase propiamente dicha, por los pasillos, con otros docentes, en el recreo… Se trata de que nos vean como referente en esta lengua. Obviamente, si surge un conflicto o alguna cosa que nos exija usar la lengua de los estudiantes, así deberemos hacerlo, por respeto a sus emociones y para facilitar la resolución del problema.
  • Aceptar el interlanguage como vía de comunicación en el aula. Para mí, la clave de este punto es que preferimos tener a alumnos “chapurreando” que no que estén en silencio por miedo a equivocarse. En mi clase, el Catanglish (o Spanglish) es totalmente aceptable, y nadie se va a reír de nadie por mezclar idiomas. En todo caso, se van a ayudar si no saben comunicar alguna idea.

Bueno claustro, muchas gracias por leerme, y sobretodo a Cristina (@manualdeele) por haber confiado en mí para los inicios de su podcast y haberme inspirado a escribir este artículo que, aunque con mucho retraso, he disfrutado mucho.

Send me your thoughts!

Un abrazo!

Anna

2 thoughts on “Bilingüismo y growth mindset”

  1. ¡Me requetencanta!
    Hoy he visto tu directo y he comenzado a seguirte. Me encanta el inglés, aunque mi nivel no sea especialmente alto, cada día lucho por mejorsrlo, y el bilingüismo, aunque solo llevo un año dando clases bilingües… Empecé el curso pasado a trabajar como maestra bilingüe y mi gran decepción fue encontrarme con un cole bilingüe en el que no se hablaba inglés y alumnos que lo máximo que hacían era decir “good morning” al teacher auxiliar. Acabé el curso sin poder hacer que hablaran inglés. Pero bueno, me perdono ya que era mi primera vez dando clases. Pero haber leído ésto me anima a intentarlo para el curso que viene (éste curso me han llamado para trabajar justo antes de la cuarentena…).
    Y con el bilingüismo me encantaría aprender formas interesantes y productivas para dar las sciences en inglés, conseguir que hablen en inglés…. y millones de cosas más.
    Muchas gracias por tu directo, tu blog y todo lo que haces.
    Saludos!

    Like

    1. Sonia, cómo me alegro que te haya sido útil el directo! Es muy frustrante trabajar en un entorno que no acompaña tu manera de trabajar, pero seguro que con motivación y ganas acabas haciendo grandes cambios allá donde vayas. Un abrazo

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s